jueves, 24 de agosto de 2017

Por qué ya no escribo poesía?






Por qué ya no escribo poesía?
quizá se perdió en el día a día...
quizá nunca fue mía,
quizás no surge del corazón que se enfría.

¿Por qué ya no fluyen floridos esos versos
que se agolpaban por salir nítidos, siempre inquietos?
(...Cuántos magníficos quedaron en los íntimos tinteros...
!cuántos nos regaló el universo!...)

Quizás los poemas se hayan confundido con la huerta,
que un soneto sea un pepino y una lira la acelga.
Que antes silbaba sílabas y ahora siembro achojchas y berzas,
... quizá el cucho se descubra ya como príncipe (o principesa)... weeppaaa!

Quizá porque llegué a tener un pensamiento esporádico...
de si el amor que no se sabe al respirar es el utópico
... que si una bocanada al aire puro en sí no es sublime y magnética...
o que si sentir el corazón es una paradoja ilusoria y sarcástica... (y por eso parabólica)...

Quizá las musas, antes participativas y juguetonas
acabaron a golpe de verso con mis creativas hormonas
y hoy juegan conmigo esas ahora mudas y sordas
haciéndome plantar, para ellas olor de rudas y rosas
y para sus amados (de última "modas"),
haciendo estampar su huella vital, en la última capa de sus cebollas.

Y a veces por ello me siento morir,
y revivo cuando alguien habla de felicidad en el acto, y así en el fin...
o que por magia habla cada instante entusiasmado tu corazón de tí.
Dejé de escribirte porque no sabía cómo volverte a decir,
que Seguro fue (Y ES) Así.



La Tierra


Yes it is.!
!Cuánto percal al que amar!

miércoles, 29 de abril de 2015



Todo pasó a formar parte del olvido
con el único pretexto
de cambiar el ruido
por una emoción en cada puerto.

Mi nombre, mi huella, mi brillo,
soy nada si no pienso,
si no creo paralelismos
entre lo que siento y lo que veo,
entre un instante y un te quiero,
entre un segundo y un abismo.

Todo pasó a formar parte de mi imaginación,
ese ser superior de algodón
que me acerca a tu mundo,
a tu alma, a tu corazón,
a tu yo mas vagabundo
al hacer magia con la razón
que, por un momento, cree ser humo.

Mi eternidad, mi infinito, mi soledad
quedaron extinguidos tras un solo paso.
Ya nada me parece normal,
mi vida es pasado
y no sabe dónde va.

Todo pasó a formar parte del destino,
de la manera en que se muestra presente el futuro.
Tendré que aprender cada truco
para saber quedarme fijo
y no ver espejismos
en lugar de mi pulso.

Mi ilusión, mi creencia, mis actos,
noto que todo ha cambiado.
Hasta esa emoción que dejó
mi mente en blanco
en el momento exacto
en que todo empezó.

Después de ese ligero atisbo,
todo volvió a formar parte del pasado, 
de mi imaginación y del olvido.


PARA DAR UN EJEMPLO



Para dar un ejemplo de vuelo,
el pájaro vuela,
la mente sueña
y el corazón ama.

Para dar un ejemplo de amor,
el pájaro ama,
la mente vuela
y el corazón sueña.

Para dar un ejemplo de sueño,
el pájaro sueña,
la mente ama
y el corazón vuela.

Para dar un ejemplo,
SUEÑA, AMA, VUELA.



EL BESO QUE AHORA NO FALLA





Hasta que descubrí mis agallas,
ciertas ganas de nada
y ponerle al corazón unas alas,
pasaron noches y mañanas

donde podían mas las ganas
que el amor y sus mañas.
Mas las palabras
que los besos que no te daba.


Resurgí enmedio de un remolino
que por dentro quemaba y por fuera era frío
y fue tan fuerte su sonido
que ahora cuando oigo silencio, todavia lo distingo
y me empuja de nuevo a un tiovivo
que parece que no acaba y abarca infinito.


Me salvó la vida no hacer esfuerzos,
seguir la corriente, no pensar en el tiempo
en que podría llegar eternamente el vacío y el silencio.
Me salvó la vida no temer al cielo,
ni a mi alma ni al universo
y sentir la calma haciéndome el muerto
para aprender que el mejor juego
es el que pasa en el preciso momento
en que crees estar vivo y ves que es un sueño.

Me salvó la vida el instinto,
la conjugación de los astros, el destino,
el haber saltado alguna piedra en algún camino,
el haber confiado en mi mismo
sin esperar jueces ni méritos ni testigos.
Y el sentir la vida como un hilo
suspendido entre dos abismos
que no tienen fin y sólo te muestran el principio.

Ahí descubrí mis agallas,
ciertas ganas de nada
y el corazón con sus alas.
Dónde pasar las noches y las mañanas 
con las mismas ganas
de amor que de sus mañas
para darte con palabras 
el beso que ahora no falla.



martes, 23 de diciembre de 2014

LO QUE HA DE SER, SERÁ




Para qué retener
si hay más
y no para de haber.
Renovar,
sentir lo demás
aunque sea sin querer,
porque lo que ha de ser,
será.

Dejar de mirar atrás
para verte pasar
sin pretender entender
lo que ya no me das.

Otro amanecer,
otro día sin plan,
otra línea sin trazar
siguiendo el vaivén
que me haga olvidar
que me postré a tus pies
y ahora no estás.

Soy pez sin mar,
Adán sin Edén.
Tu libertad
es mi desdén,
pero para qué retener
si hay más
y no para de haber.

No te debo detener,
mi amor fugaz.
Tendré que renovar,
sentir lo demás
aunque sea sin querer
y lo que haya de ser,

será.




miércoles, 10 de diciembre de 2014

LUEGO DICEN QUE NO HAY MILAGROS!




Todo el rato que quiero
me entretengo jugando,
riendo, bailando,
escribiendo, cantando que te quiero
y siempre enamorado
de quien me pilla viviendo.

A ratos lloro y me sonrojo,
pero no ocurre demasiado,
enseguida me levanto y vuelvo
a seguir enredado
en los golpes de sonido
que ebullen del silencio
cuando estás hablando.
O en el mejor de los latidos,
que es todo menos ruido,
cuando estás amando.

Luego dicen que no hay milagros!

Porque la vida es un verbo en movimiento
y no es danza, es danzando,
no es querer, es queriendo
porque así, cada instante se va endulzando.

Y todo lo que me digas, hazlo diciendo
con tu corazón al mando
que yo seguiré viviendo, volando.

Luego dicen que no hay milagros!

Sólo haciendo se dan pasos,
solo queriendo
al alma estás honrando
y amando vas creciendo
con el amor en ese espacio
y en ese momento,
y así lo has ocupado
con lo mejor del universo.

Luego dicen que no hay milagros!

Si somos tú y yo viviendo
como lo estamos fabricando.



QUE EMPIEZA YA




¿Qué es el
absoluto valor absoluto?
¿Dónde está?
Puede que lo encuentre,
mirando detrás.

¿Dónde aparece?
¿Qué más da,
si ahora ya no está
y nace donde desaparece?

Me mece,
me quiere abandonar,
quiere que le suelte...
me vuelve a pasar.

Cambia el ritmo,
surge del sonido
en la soledad.
Y vuelve a empezar.

¿Qué es el 
absoluto valor absoluto?
¿Dónde está,
que crea éste mundo?
¿Que empieza ya?